Una revisión exhaustiva publicada en el Annals of Medicine confirma que la baja masa muscular se asocia con un mayor riesgo de padecer complicaciones de salud graves y una menor supervivencia.

La evidencia científica sugiere que la masa muscular debería ser considerada un nuevo signo vital en la evaluación del estado de salud de una persona, especialmente si vive con enfermedad crónica. Los signos vitales evaluados en la actualidad como la presión arterial, el pulso y el peso no son suficientes para evaluar la salud general de una persona.

La revisión se realizó durante el transcurso de un año (2016-2017) y concluyó con mas de 140 estudios en pacientes hospitalizados y ambulatorios. A largo plazo se obtuvo la conclusión de que la masa muscular es de vital importancia en el estado de salud de una persona.

Un estudio en el diario de la Asociación Médica Americana (JAMA) concluyó que las mujeres con cancer de mama con baja masa muscular tenían un 40% mas de probabilidad de mortalidad.

-Los pacientes en la UCI con mas masa muscular pasan menos tiempo en el ventilador, menos tiempo ingresados y tienen mayor probabilidad de supervivencia.

– Personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) con mas masa muscular tienen mejores resultados respiratorios y menor incindencia de osteopenia o osteoporosis.

-El alzheimer mas grave se encuentra en personas con menos masa muscular.

En los exámenes básicos de salud se evalúa el IMC, que se calcula en relación a la altura y el peso. El IMC es una medida desfasada y poco útil debido a que no informa de la cantidad de masa muscular, no distingue entre masa muscular y masa grasa. Una persona puede tener valores de IMC dentro de la normalidad, poca masa muscular y mucha grasa. Por el contrario, los valores de IMC pueden estar por encima de la normalidad con buena masa muscular y poca cantidad de grasa. Que perfil considerarías mas saludable?, claramente el segundo.

La fuerza muscular y la potencia también son claros predictores de mortalidad en una población aparentemente sana.

38 estudios con 1.1907.589 participantes se incluyeron en un metaanálisis. Los estudios incluidos tuvieron un total de 63.087 muertes. Los niveles mas altos de fuerza de agarre se asociaron con un riesgo reducido de mortalidad en relación con niveles inferiores de fuerza con una asociación ligeramente mas fuerte en las mujeres que en los hombres. Además, los adultos con niveles mas altos de fuerza en la prueba de extensión de rodilla tuvieron un riesgo de muerte 14% menor en comparación con los adultos con menores niveles de fuerza.

En referencia a la potencia, también está fuertemente relacionada con la mortalidad por todas las causas. La potencia es la capacidad de desplazar una carga en unidad de tiempo, una cualidad que disminuye gradualmente a partir de los 40 años de edad.

Un estudio reclutó a 3878 personas no deportistas de 41 a 85 años de edad sometiéndoles a una prueba de potencia muscular mediante el ejercicio de remo al cuello. La edad promedio de los participantes fue de 59 años, el 5% tenia mas de 80 y el 68% eran hombres. Durante una media de seguimiento de 6.5 años murieron 247 hombres (10%) y 75 mujeres (6%). Los valores medios de potencia fueron de 2.5 vatios/kg para los hombres y 1.4 vatios/kg para las mujeres. Los participantes con una potencia muscular máxima por encima de la media para su sexo tuvieron mejores índices de supervivencia.

Asociación de la fuerza de agarre y el cambio en la fuerza de agarre con todas las causas y mortalidad cardiovascular en la población europea mayor

La fuerza de agarre y la combinación de la fuerza de agarre y su cambio se asociaron con todas las causas y la mortalidad cardiovascular. El cambio en la fuerza de agarre se correlacionó con la mortalidad por todas las causas y la medida estática de la fuerza de agarre fue el mejor predicador de mortalidad cardiovascular. La literatura ha documentado que una disminución en la fuerza de agarre se asocia con malnutrición, mas tiempo de hospitalización, menor calidad de vida relacionada con la salud y mayor riesgo de discapacidad y mortalidad. Estudio

-Descripción de las características de mortalidad por todas las causas por sexo y estado de supervivencia:

mortalidad por todas las causas y fuerza de agarre

-Descripción de las características de mortalidad cardiovascular por sexo y estado de supervivencia de la enfermedad cardiovascular:

mortalidad cardiovascular y fuerza de agarre

La buena noticia es que ganar masa muscular y mantenerla es posible independientemente de la edad y el sexo. Es necesario contar con un buen entrenador que se encargue de hacer una correcta planificación del programa de entrenamiento y un dietista que elabore un plan nutricional con el objetivo de obtener hipertrofia muscular.

Cuantas veces he escuchado la frase “tanto músculo no sirve para nada”. Un exceso de masa muscular no es necesario, pero si unos niveles de masa muscular y fuerza aceptables para disfrutar de una mejor calidad y disminuir el riesgo de padecer determinadas enfermedades.

Y ahora que sabes que una carencia de masa muscular y fuerza van directamente asociadas con un aumento en la tasa de mortalidad, te quedan dudas para decidirte a entrenar fuerza?

Espero que este artículo de haya resultado de interés. Para cualquier duda puedes dejarme un comentario o ponerte en contacto conmigo.