La prevalencia de la hernia discal se sitúa en torno al 2% de los pacientes con dolor de espalda. No todas las hernias discales presentan sintomatología y no todas requieren tratamiento quirúrgico, gran parte de ellas se reabsorben por si solas apoyadas de tratamiento conservador.

Te recomiendo que primero hagas una lectura de las causas y tratamiento del dolor lumbar.

Causas y sintomatología de la hernia discal

Entre cada dos vertebras se encuentra el disco intervertebral que actúa como estructura hidráulica amortiguando las cargas. El disco intervertebral está formado por el núcleo pulposo interno y un anillo fibroso externo. El núcleo pulposo está compuesto por un 20% de  colágeno tipo II y proteoglicanos que facilitan la retención de agua creando presión hidrostática para resistir la compresión axial de la columna vertebral ante cargas externas. El anillo fibroso tiene la función de mantener el núcleo pulposo y está formado por un 70% de colágeno tipo I y poca cantidad de proteoglicanos.

disco intervertebral

Los procesos de degeneración discal deben ser considerados como un signo normal del proceso de envejecimiento, como dice Kieran O´Sullivan, las hernias discales son como las canas y las arrugas. Aparte del proceso de envejecimiento también hay factores biomecánicos, movimientos repetitivos de flexión, rotación y torsión con altas cargas que superan los límites anatómicos del disco intervertebral.

El mecanismo lesional de la hernia discal se debe a la presión ejercida del núcleo pulposo sobre el anillo fibroso. Cuando la cantidad de carga ejercida en el núcleo pulposo es superior a la resistencia del anillo fibroso, este último puede fracturarse provocando una profusión del núcleo pulposo hacia el agujero intervertebral donde emergen los nervios raquídeos.

Es una creencia popular asociar la actividad deportiva con la degeneración discal, pero resulta ser lo contrario. El estudio que te presento a continuación demostró una fuerte correlación entre el grado de inactividad física durante un periodo de 14 años y la degeneración discal de la columna lumbar y torácica. Si estás interesado en acceder al estudio con detalle, aquí.

hernia discal

mecanismo lesional hernia discal

El mecanismo patológico del fallo del anillo fibroso aún se desconoce con exactitud. La hipótesis mas actualizada es la sobrecarga mecánica conjuntamente con un micro ambiente inflamatorio que contribuye a su debilitamiento. Estudio.

Como he comentado anteriormente, la hernia discal puede ser asintomática, aunque también puede producir dolor debido a la compresión de las raíces nerviosas, médula espinal o cauda equina. La compresión de la raíz nerviosa provoca perdida de fuerza y hormigueos siendo variable en función de la raíz afectada. Ante la compresión de la médula espinal puede observase parálisis o espasmo muscular, hormigueos, perdida de sensibilidad y incontinencia urinaria. Por último, la compresión de la causa equina se traduce en la perdida de control de la vejiga, anestesia en la zona rectal y en la cara interna de los muslos, debilidad y entumecimiento de la extremidades inferiores.

La compresión de las raíces nerviosas, llamada radiculopatía, es la perdida o disminución de la función sensitiva o motora de una raíz nerviosa o ganglio de la raíz dorsal provocada por una hernia discal o estenosis espinal. Las causas pueden ser multifactoriales y puede desencadenar todo tipo de dolor, isquémico, inflamatorio, mecánico y neuropático. La compresión mecánica de la raíz nerviosa eleva la presión intraneural y del ganglio de la raíz dorsal reduciendo el flujo sanguíneo y estableciendo isquemia (reducción del aporte sanguíneo). La isquemia puede provocar dolor isquémico ocasionando daño de la raíz nerviosa y como consecuencia provocar dolor neuropático. Por otra parte, el proceso inflamatorio que rodea las raíces nerviosas, el ganglio de la raíz dorsal y los mediadores inflamatorios, causarán dolor inflamatorio. Además, las neuronas del ganglio de la raiz dorsal sensibilizadas por mediadores inflamatorios producirán una señal nociceptiva con la aplicación de una fuerza mecánica.

mecanismo dolor radiculopatía lumbar

mecanismo de dolor en la radiculopatía

A continuación te muestro un cuadro resumen de los mecanismos hipotéticos del dolor neuropático y moléculas implicadas en la radiculopatía. A la práctica no se tienen en cuenta todo este conjunto marcadores, pero si es importante entender que el dolor en la radiculopatía es mas complejo que un simple atrapamiento de un nervio.

moléculas implicadas en la radiculopatía

Prevalencia de reabsorción espontánea de la hernia discal

Sabias que el 60% de las hernias discales se reabsorben de forma espontánea?. Una estudio de prevalencia de la absorción espontánea de la hernia discal estableció que la incidencia global de reabsorción espontánea fue del 66,66%. En el reino unido del 82,94% y en Japon del 62,58%.

Se realizó un estudio de seguimiento de 9 pacientes con hernia discal diagnosticada mediante resonancia magnética. La edad media fue de 39+-6.4 años y la proporción de hombre mujer fue de 2:1. Todos los pacientes presentaron dolor de espalda y ciática sin déficit motor y rechazaron la intervención quirúrgica, solo recibieron tratamiento conservador durante 18 meses. La reabsorción espontánea se dio en todos los pacientes en una media de tiempo de 8.7 +- 3.2 meses y todos se recuperaron en un tiempo medio de 5.7 +- 1.6 semanas con tratamiento conservador. Los discos grandes y secuestrados se asociaron con una rápida reabsorción.

Dos radiólogos consultores revisaron los estudios de resonancia magnética lumbar de 98 jugadores de tenis de élite junior asintomáticos (51 hombres y 47 mujeres) con una edad media de 18 años. Un 4% de los jugadores no presentaron hallazgos, la artropatía de la articulación facetaria fue del 89,7%, siendo leve en un 84,5%. Hubo 41 quistes sinoviales en el 22,4%, todos con presencia de artropatía facetaria. La degeneración de disco se observó en el 62,2% de los jugadores, siendo leve en el 76,2% de los afectados. Se observó hernia de disco en el 30,6% de los jugadores, con un 86,1% de base amplia y un 13,9% focal, con compresión de la raíz nerviosa en un 2%. Estudio.

Los mecanismos de reabsorción se desconocen con exactitud, puede ser por retracción, deshidratación o por el propio proceso inflamatorio.

Teniendo en cuenta que la tasa de reabsorción de las hernias discales es elevada, se recomienda que el tratamiento de primera linea sea el conservador. La opción quirúrgica se valora cuando ha habido fracaso del tratamiento conservador, cuando hay sintomatología neurológica grave como en la compresión de la cauda equina o por decisión propia en función de aspectos personales.

A largo plazo los resultados son similares en cuanto a utilizar fisioterapia o cirugía, siempre y cuando se produzca la reabsorción de la hernia. En cambio, a corto plazo, los resultados en la disminución de la sintomatología son mas rápidos con la intervención quirúrgica, sin olvidar el tratamiento de fisioterapia postoperatorio. Si los niveles de dolor son tolerables, optar por intervención quirúrgica o tratamiento conservador es una decisión personal, dependerá de aspectos laborales o competiciones deportivas que requieran de poco tiempo para volver a la actividad.

No existe una asociación estadística entre el tamaño de una hernia discal lumbar y la probabilidad de que falle el tratamiento conservador. Una hernia discal lumbar de gran tamaño no predice que tenga que se tratada con cirugía, también puede ser resuelta con tratamiento conservador.

Te muestro un estudio con la finalidad de examinar si el tamaño de la hernia lumbar predice la necesidad de una intervención quirúrgica dentro de los dos años posteriores a la obtención de una resonancia magnética. Un total de 368 pacientes cumplieron los criterios de inclusión y exclusión. 14 (3,8%) tenían hernias L3-L4, 185 (50,3%) en L4-L5  y 169 (45,9%) en L5-S1. 336 pacientes (91,3%) no se sometieron a cirugía en el periodo de un año y tenían un tamaño medio de la hernia que ocupaba el 31,2% del canal. Por otro lado, los pacientes que se sometían a cirugía tenían hernias que ocupaban el 31,5% del canal.

Comparación entre pacientes que requieren o no cirugía en relación al tamaño de la hernia discal

Fisioterapia en la hernia discal

La fisioterapia cuenta con un gran abanico de terapias pasivas destinadas a la reducción del dolor y al aumento del metabolismo para acelerar el proceso inflamatorio. Dentro de estas terapias contamos con el masaje tradicional, tracción lumbar, técnicas manipulativas, diatermia, ondas de choque, neuromodulación percutánea y otras mas con el mismo fin. A continuación te muestro un ejemplo de lo que sería la neuromodulación del nervio ciático.

Todo este arsenal de terapias no son la parte esencial del tratamiento, son un complemento, la parte principal y mas importante es el ejercicio terapéutico. El ejercicio terapéutico en las hernias discales tiene como finalidad restablecer la función y modular el dolor mediante el trabajo de resistencia, movilidad y fuerza.

No existe una receta de ejercicio para todo paciente diagnosticado de hernia discal, el ejercicio debe ser personalizado en función de una valoración previa. Por lo tanto me avanzo a decirte que no podré responderte a la pregunta de que ejercicio puedes hacer, porque no conozco tu historia clínica ni te he evaluado.

Si optas solo por terapias pasivas solo obtendrás resultados en la reducción del dolor por un corto periodo de tiempo. Tanto si optas por la intervención quirúrgica o tratamiento conservador, el ejercicio terapéutico es obligatorio para resolver las posibles alteraciones sensoriomotoras asociadas.

Debido a la importancia del tratamiento activo es necesario que busques un fisioterapeuta que no base el tratamiento en terapias 100% pasivas. Busca un fisioterapeuta que tenga formación en fisiología del deporte, teoría del entrenamiento, entrenamiento de la fuerza, biomecánica aplicada al entrenamiento con resistencias y neurociencia del dolor.

Supongo que te preguntarás, después de la recuperación podré volver ha hacer las mismas actividades que hacía antes?. Si haces una correcta readaptación, la probabilidad es alta. Siempre se han demonizado las lesiones en la columna vertebral y aún en la actualidad perdura la creencia de que la columna vertebral es débil. La realidad es lo contrario, es una estructura fuerte y diseñada para soportar altas cargas.

Para cualquier duda puedes dejarme un comentario o ponerte en contacto conmigo, te ayudaré sin compromiso en lo que pueda.

Te aconsejo leer:

– El mejor tratamiento para el dolor crónico

Lumbalgia. Causas y tratamiento